Corriendo veloz sin ir a ninguna parte - Devocional


Caminé lo más rápidamente posible. De hecho, comencé a sudar. Después de casi 1.5 kilómetros, eche a trotar y luego a correr lo más fuerte que puede. Finalmente después de unos 25 minutos, me detuve. Mi corazón latía con fuerza. Mi camiseta estaba empapada. Pero yo no había ido a ninguna parte, solo había dado vueltas. Simplemente había corrido 4 kilómetros en un parque cerca de mi casa.
Por tanto, gúardate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto. -Deuteroniomio 4:9
Después de refrescarme y volver a mi casa, me senté con mi Biblia. Estaba siguiendo un progroma de lectura y la selección para el día provenía del libro de Números. Leí una parte lentamente y otra a mayor velocidad, pero a veces sentía que que no llegaba a ninguna parte, (como si estuviera corriendo en círculos en el parque). Se hicieron censos. Se presentó un resumen dele largo viaje. Se hizo y se rehízo lista de de las tribus. Al día siguiente pase a Deuteronomio. Más historias sobre el pueblo deambulando. Más sobre los israelitas y su tierra.

Pero cuando llegué al capítulo 4, se me dijo por qué todo ese resumen era importante. Moisés le había dicho al pueblo "no te olvides de las cosas que tus ojos han visto... las enseñaras a tus hijos" (4:9) La lectura anterior no trataba acerca de Israel que estuviera corriendo veloz sin ir a ninguna parte. Trataba acerca de capacitación, de una lección en la que se usan las obras pasadas de Dios como la instrucción para una futura vida piadosa.
Los invito a leer la palabra de Dios, muchas veces tal vez no tengas el deseo, pero llegará el momento en que entenderás que Dios en medio de todo, te habla por medio de su palabra.
Toda la escritura es dad por inspiración divina. Así que, aun cuando puede que parezca que carece de importancia, sigue leyendo. Algunas veces tenemos que ser pacientes para darnos cuenta de su pleno propósito.

Dios nos habla por medio de Su Palabra tómate tiempo para escuchar.

Publicar un comentario

1 Comentarios

Tu comentarios nos motivan a seguir adelante. ¡Dios te bendiga!