Salmo 51:17 | Los Sacrificios de Dios, espíritu quebrantado y corazón contrito

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. Salmos 51:17 RVR1960

Comentario y explicación del Salmo 51 y versículo 17: Es como si el salmista dijera que Dios desprecia todo lo demás menos un corazón humillado v quebrantado, pues éste atribuye a Dios la honra. El espíritu quebrantado y el corazón contrito es lo que Dios quiere en todos los creyentes. Vale más que todas las ofrendas que uno pueda dar o los ritos que pueda hacer.

Publicar un comentario

0 Comentarios